Escultor Mariano Navares | Nosotros
8198
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-8198,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive,elementor-default

Mariano Navares

En una ciudad industrial como su Miranda natal, estudió Oficialía Técnica. Hoy se puede ver en su obra escultórica este oficio pocas veces practicado, con más rotundidad incluso que sus posteriores estudios de Perspectiva y Dibujo en la Escuela de Artes Aplicadas de Vitoria. Aunque, en realidad, hay que agradecerle sobre todo a La GEOMETRÍA y a la PERSPECTIVA el haber abierto un punto de fuga en la distancia.
 
Ya en Madrid el dibujo le lleva hacia el Diseño de Interiores con algún escarceo con la Pintura. El trabajo y el tiempo ha ido poniendo los dibujos en movimiento. La tinta china. El Hombre. El blanco del papel. De los dibujos iniciales permanece en los actuales ,la altura de la figura, la extrema esbeltez de los miembros, el gesto silencioso que interroga. Pero hoy manda el trazo, el gesto libre , gracias a la técnica y la pulsación de la caligrafía china.
 
En Palma de Mallorca su segundo oficio le abrió las puertas al diseño de Interiores , así como a fabricarse sus prototipos , en el taller de Forja. La Perspectiva se corporeizó así en algo parecido a la escultura, al menos algo en tres dimensiones. El ESPACIO. En 1988 se aparta del diseño temporalmente y vuelve a Miranda para empezar por el principio. El TALLER, re descubrir el oficio manual.
 

Por aquellos años, los dibujos se hicieron cuadros y, poco a poco, los cuadros fueron tomando relieve . La aparición de la ESCULTURA, que debía de partir de donde había quedado el trabajo artístico, o sea del cuadro, con sus dos dimensiones pero ya dispuesto a ir tomando cuerpo, cogiendo volumen. Surgen así los primeros murales en una dimensión mas amplia, y con ellos la respuesta a la elección de los materiales. El Hierro, la chatarra ,desechos industriales ,objetos encontrados. Y de este juego particular con la materia surge el embrión de todas las obras posteriores. Los materiales hablan de su paisaje, que es también un paisaje interior. Aquí aparecen ya las primeras figuras en Hierro y desechos de coches prensados. En esta época realiza varias exposiciones de dibujos y pintura , hasta que en 1991 en Bilbao, expone por primera vez todo el trabajo de relieves y esculturas desarrollado en estos años de exploración.
 
En 1995 decide embarcarse en un nuevo proyecto, volver a la isla e instalar su taller, esta vez en Estellencs.